Por: Ferdinand Von Nielsen
México

11169090_1447307828896529_1862957462_n

La experiencia del cine suele ser en su mayoría de una formación cultural donde la realización es apreciada en todos sus aspectos, desde las actuaciones, la ambientación, el desempeño del guion y muchos aspectos técnicos como la fotografía, edición y en términos de cintas de fantasía los efectos especiales. En otras cintas más sencillas se destaca la labor del director y principalmente en todo el desarrollo de la historia que puede generar una película inolvidable o un fracaso cinematográfico.

Pero qué pasa cuando queremos ver algo totalmente amateur y que por alguna extraña mórbida razón nos inclinamos a darle tiempo a una película de mala producción como un placer culposo en el sentido que queremos divertirnos en el ámbito de reírse hasta doler los huesos de una producción pobre que ha usado ingeniosamente sus recursos para producir una película que jamás será considerada para un premio, pero a los aficionados de cierto genero la película en cuestión es tomada como clásico.

Les presento la irreverente película de “Thankskilling” cuya traducción se pierde porque debería decir “Asesinato en Día de gracias” Película realizada en 2009 con la dirección de Jordan Dewney quien a su vez da vida al extravagante personaje principal hecho en puppet. Del resto del elenco está de más mencionarle pues difícilmente figuran en otras cintas pero su labor si no es de gran calidad, tampoco cae en el odio general. De la música es un tanto genérica, no tengo el dato del compositor pero encaja en la cinta.

adfcsdf

Thankskilling relata la estrambótica historia de Turkey, un pavo malvado presumiblemente diabólico pues tiene más de 500 años desde el primer día de gracias. La historia va de la mano de un grupo de jóvenes que salen de fin de semana para celebrar el día de gracias, una de las más importantes celebraciones de EU. Tal evento resulta perfecto para que Turkey quien es despertado de su letargo por un perro orinando comienza su sangrienta cruzada al más puro estilo de Viernes 13 o de Halloween. Sin embargo a pesar que se considera una película B de horror tiene como elemento importante el género de comedia tomando a partir de la naturaleza de humor negro en el personaje de Turkey y su frase Gobble Gobble Motherfucker!!

La película no ofrece una gran historia, pero es divertida en algunos momentos y por sobre todo lo ridículo del concepto. Los actores no poseen gran experiencia y se notan algunos detalles amateur, sin embargo eso permite ciertos momentos divertidos en la película. Los efectos especiales son completamente de principiante con algunas intervenciones en CGI sacadas de un sony Vegas. La atracción principal evidentemente es el pavo muy bien maquilado en puppet con una personificación aterradora pero simpática.

Revista Sinapsis. 
Todos los derechos reservados al Autor. 2015 ©

Anuncios