Por: Antonio Arias Lescano
Perú

11129252_750556435057686_391604762_n (1)

La belleza física solo es superficial, en cambio la belleza del alma es eterna, pura, mágica. No sabría decir cómo descubrí mis extraños sentimientos hasta que la conocí, más mi interés por el amor, los sueños y los animales me convierten en otra persona, en alguien de otro mundo, en otra realidad.

La esperanza de ver un mundo vegano, lleno de amor y de paz, de ver una nueva humanidad con una conciencia profunda, y con un gran respeto por los seres vivos del planeta hacen que muchas veces mis sueños se conviertan en filosas lágrimas que desnudan a mi corazón, me apuñalan como el más hermoso sueño que jamás he tenido, y la esperanza endulza el amor. Sé que la lucha es incansable, difícil, muchos  caerán, perderán la batalla contra el enemigo, pero al ver la sonrisa tan pura de una cabra, la imagen tan dulce de una gallina con sus hijos, o un cerdito jugando con otros cerditos, poder ver animales libres sin jaulas, correr en un bosques bajo el atardecer más hermoso de la tierra, viendo vacas, terneros, toros, que viven libres y felices, hace que mí conciencia y amor por los animales no solo sea para algunos, sino para todos.

No puedo defender a unos y olvidarme de los otros, no puedo querer a algunos y comerme a los demás, ¡Todos somos uno!, “somos todos”. El amor es más grande que la tristeza, injusticia o soledad, podemos alzar nuestras voces, para cambiar al mundo y la idiosincrasia que durante años nos ha engañado al decirnos que comer animales es bueno, tu espíritu de ser humano hoy puede despertar y te da la oportunidad de salvar a muchas personas no humanas, ignoradas por la sociedad que sufren, lloran, y que hoy mueren.

El mundo se ha olvidado que ellos también aman, sienten,  tienen familia y quienes también tienen derecho a vivir en paz, sí escuchas la vos que hoy ale dentro de ti, podemos convertir ese sueño en realidad, hazlo por todos aquellos que tienen la muerte asegurada, que solo han nacido para completar la demanda, hazlo por ti, por el amor, y todos los seres vivos que no tienen voz, que nos piden a gritos ayuda, desde los grandes mares hasta los cielos, desde la tierra hasta el universo y vuélvete vegano…

Revista Sinapsis. 
Todos los derechos reservados al Autor. 2015

Anuncios